1 ago. 2016

Terredad: donde la palabra salva.






Estos son, en verdad, los pensamientos de todos los hombres, en todas las edades y en todos los pueblos.
Walt Whitman


Existe un espacio lúcido donde la palabra no es sentencia desmemoriada, ruptura o desgaste. Existe un espacio, en la humanidad, donde las palabras hilvanan puntos distanciados, enfrentados. De modo que el lenguaje, específicamente el poético, funciona en esos momentos como un grito sosegado y compartido donde el hombre puede reconocerse en el otro.

La Cátedra Libre de Literatura Agustín García, aunada a sus principios  de  ineludible lucidez,  llevó a cabo una serie de recitales poéticos dramatizados: Terredad, dentro del marco del Festival Mundial de Poesía, apoyados en la Dirección de Cultura de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda. En ellos, convergen las voces de diversos autores (Lydda Francos Farías, Rafael Cadenas, Eugenio Montejo, Dulce María Loynaz y Walt Whitman, por nombrar algunos.) como muestra de una línea transversal que cruza a la humanidad, desde su verdad etérea (el amor y la creación) hasta la terrestre (el hombre y lo cotidiano).




Terredad es una puesta en escena que demuestra un sentir equilibrado y  compartido sobre la humanidad: sus semejanzas y divergencias. Dicho trabajo no sería posible sin el talento y dedicación de: Jimena Araya (Teatro Independiente de Coro, Dirección y producción), Diego Campos, Maylén Sosa, Jair Gauna, Daniela N. Romero (Declamadores) y Sergio Morales (Músico). Asimismo, la colaboración del equipo técnico de la Dirección de Cultura (UNEFM) y el público asistente resultaron determinantes para estas extraordinarias ocasiones donde la palabra compartida es salvación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario